Ir al contenido principal

Pablo Sheckler: arte y adrenalina en las alturas.

¡Qué tal mundo bohemio! ¿Te suena el concepto Rooftopping? Si te consideras amante de la adrenalina, y una persona realmente extrema, te invitamos a leer esta nueva nota en la que hemos preparado una entrevista a un joven chileno que capturó nuestra atención mientras navegábamos por instagram

Pablo Sheckler: Fotografía en las alturas. Viña del Mar, Chile. Créditos a @Sergioalex.

Antes de comenzar conocer a fondo a nuestro protagonista, entendamos este concepto. El rooftopping o también conocido en el medio inglés como roffing es un deporte extremo en el que sus adeptos desafían las alturas desde las azoteas de edificios o bien escalar hasta una zona elevada de estos sin protección alguna, realizando en determinados casos, acrobacias que en tierra no conllevan peligro, pero que a metros de elevación reta incluso, la ley de gravedad misma.  El vértigo no es una opción para estas personas, el miedo se transforma en ansias y la adrenalina en la morfina que anestesia mente y cuerpo para conectar con el paraje aéreo. 

Una muestra de la práctica "deportiva": 

 

Si bien es llevado por sus aficionados a realizar distintas muestras de acrobacias en las alturas, también existe un grupo que se dedica exclusivamente a la fotografía en esta misma línea quienes buscan capturar la ciudad con un ojo aéreo, aventurándose también, a ratos, a mezclar lo extremo con las imágenes que buscan retratar. Tal es el caso de nuestro entrevistado, un joven cuyo lente óptico natural quita el aliento de sus adeptos.  

Pablo, es oriundo de Osorno. Actualmente, vive en la V región, más específico en Viña del Mar, estudia diseño gráfico y hoy se dedica a capturar la ciudad desde los puntos urbanos más altos. Te invitamos a conocer a este gran y desafiante talento joven, amante de la fotografía y las alturas, en esta entretenida entrevista. 

"Pablo, un gusto. Para romper el hielo, empecemos por lo simple, ¿qué es lo que haces? 

Soy estudiante de diseño gráfico en la UVM.

¿Cómo conociste esto del rooftoping?

Bueno todo empezó junto con un amigo, siempre buscando lugares  para hacer fotografía urbana, visitamos lugares y mi primera azotea fue el mall de viña del mar, de ahí en adelante busco subirme a todos los edificios.

¿Y cuánto tiempo llevas ya en esto, conectando la fotografía con el rooftopping?

Solo un año haciendo rooftoping. Siempre he estado ligado a la fotografía. Y con eso combino varias cosas, como andar en bici, turismo, recorrer. Yo no conozco mucho acá. Llevo solo 2 años. Antes vivía en Osorno. 

Un cambio gigante salir de allá para viña ¿Te has adaptado a la V región? 

Me acostumbro rápido. Me siento de acá. 

¿Cuáles son las fotos que más emoción te han generado al tomar? Porque hay bastante adrenalina en esto. 

¡Uh! He estado a punto de caerme -risas- Un día nos pasamos a una azotea con algunos amigos, porque vimos que estaban limpiando los vidrios Y pensamos: ¿estará abierta la azotea? y pasamos haciendo como que éramos del edificio. Estaba muy nublado. A penas se veía Viña. 

"Mi primera azotea fue el mall de viña del mar, de ahí en adelante busco subirme a todos los edificios."  Créditos de la fotografía a @Sergioalex.

¡La vaguada costera en Viña es densa! ¿Te causa miedo o nervios realizar estos viajes? ¿ Cómo se supera esa barrera ?

El miedo se supera haciéndolo, enfrentando el temor a las alturas. Hay que tener un pensamiento positivo, pensar en que uno no se caerá, y que es como estar en cualquier lado. Sentarse en el borde es como sentarse en una silla. 

Sería bastante problemática la caída de esa silla -risas- honestamente admiro que tengas esa valentía. 

Cuando ando solo, me da miedo, lo admito. Tengo que andar con alguien.Cuando subo al ascensor estoy tiritando de emoción. Y cuando llegó arriba tengo el corazón en la mano. Sin embargo, esa adrenalina no la cambio ¡por nada!

"Cuando ando solo, me da miedo, lo admito."
Es como jugar con la muerte misma, pensando en el riesgo que conlleva, claro. Y de la gente que conoces, ¿has notado que la tendencia va creciendo? 

Sí, cada vez más la comunidad de fotógrafos está metiéndose más en este tema de recorrer azoteas para así lograr fotografías impresionantes. 

Hay que tomar en cuenta que no hace mucho un youtuber chino murió realizando precisamente fotografías en alturas, rascacielos para ser específicos.  

El chino, no estaba en sus cabales, el escalaba y hacía flexiones, cosa que nadie cuerdo haría. Se re-murió ese pibe

*Puedes conocer más de este lamentable hecho, pinchando aquí

¿Qué hay de aquellos curiosos que se acercan? Imagino que unas cuantas personas de pronto te hablarán esperando alguna recomendación de cómo subir o incluso acompañarte. 

A mí, normalmente me dicen oye enséñame a subir a tal edificio Siempre digo no. Porque no sé en que lío me meto, dándole información a esa persona. Así que no paso los datos para que la gente se suba a las azoteas. A veces, son niñitos, y yo quedo como ¿qué? Y pienso, ¿qué haría un niño allá arriba? 

¡Olvídalo! Niños es complejo el tema sobre todo por cómo influye el tema de las redes sociales, el hambre de formar parte de un grupo. Ahora que mencionaste aquello, y saliendo un poco del mismo arte que retratas, ¿qué te hace pensar que niños muestren curiosidad de esto, tomando en cuenta lo expuesto que están? ¿Cuál es tu llamado en ese caso? 

Lo que siempre le digo a los demás fotógrafos: ¡no den indicaciones a nadie! Uno no sabe si van a hacer vandalismo o ¡qué se yo! ¡Hasta podrían ir a matarse! Hay que estar conscientes del riesgo. 

En ese punto me gustaría reparar. El suicidio acá en Chile ha tenido un notable aumento siendo latente, si de pronto alguien te señalara como que este tipo de cosas fomenta esa idea, ¿cómo sería la forma en que reflexionarías frente a eso?

Para mí, el rooftoping es un deporte extremo, al igual que muchos otros, como el climbing, rafting. No es un deporte para todos. Está claro. Yo solo retrato lo que hago para así quizás en algunas personas cause una motivación por explorar lo urbano, pero tendría que apegarse a ese pensamiento y tener valentía ante todo. 

En esta misma línea, ¿Cuál es tu razón de fondo al retratar el espacio desde una mirada aérea? Haciendo alusión al trasfondo que hay cada tras captura. 

Me gusta captar lugares donde mucha gente no ha llegado, dejando puntos suspensivos en donde se captó dicha foto. Así se genera un morbo en la gente y se construyen las ganas de seguir viendo contenido así. Lugares inexplorados. 

"Me gusta captar lugares donde mucha gente no ha llegado."

Ya dando término a esta grata entrevista, ¿tienes lugares que te gustaría visitar? Ya sabes, ¿sitios más desafiantes, aún más altos?

Sí. Estoy pensando en ir a Santiago, y visitar muchas alturas. También he estado recorriendo valpo más a fondo. Y quizá haga un viaje en avioneta con algunos amigos. Mi sueño es ir a Hong Kong, ahí se vive el rooftoping. También, pasar por los rascacielos de Dubái. Y lo haré algún día.

¡Tremenda odisea! ¡Y qué gran desafío! ¿Estarás pensando acá en Santiago, ir al costanera?

Ya fui al costanera Sky e intenté subirme a la azotea. Pero no se da." 


¡Espero que hayan disfrutado de esta entrevista bohemios! Es sin duda un placer continuar conociendo las distintas muestras artísticas que abundan en nuestro país. Quiero mencionar también que la edición en cada una de estas notas intenta ser lo más cercano a como el entrevistado se expresa, pues de ese modo se mantiene la esencia de la misma. Agrego además, a nuestro lectores que sean cautelosos con las distintas acciones que realicen si no tienen una preparación previa o cuidado en este tipo de actividades.  

Para finalizar, les dejamos más del arte que realiza Pablo a continuación. Pueden seguirlo en su instagram (da clic encima) Visita también a su compañero de aventura urbana @SergioAlex ¡Saludos, y nos leemos en una próxima! 

Bohemia Urbana

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Rodrigo Verdugo: visionario surrealista

¡Bohemios! Continuamos nuestra aventura explorando los talentos que emergen en Chile. Esta vez, se trata más bien de un poeta con experiencia en el cuerpo, pero es un autor que destaca la importancia de promover el talento de aquellos jóvenes -y no tan jóvenes- que aún se mantienen más bien en un perfil bajo; ocultos tal vez ante la burocracia que conlleva publicar una obra. 

Rodrigo Verdugo, es un escritor Chileno, amante de la poesía y también del surrealismo. Mezclando ambos gustos, Rodrigo plasma una poesía desafiante, voraz, cuando de letras se trata; salvaje y al mismo tiempo potente. Ayer, este poeta presentó su cuarto libro:  Anuncio, en el que reúne un sinfín de versos, construye una atmósfera intensa, pasando desde la nostalgia de sus recuerdos de niñez a un apasionado adulto enamorado de la vida misma. 

Esta presentación, dada en la librería del GAM, en Santiago, de la mano de Rumbo Editores contó con la presencia de otros expositores de renombre: Federico Schopf, notable poe…

Tentativa inequívoca

¡¡¡Buenos días estimados bohemios!!!. Esta es mi primera entrada en este blog y siendo sincero estoy bastante nervioso. No sé exactamente como dirigirme a ustedes, y empezando a escribir, cada idea o pensamiento de estructuración que tenía, es abandonada en los recónditos escondites de mi mente para dejar que todo fluya.

En realidad esto será una serie de entradas que compartirán una temática común. Cerrando diciembre, en el Instituto Nacionalse organizó un concurso literario por ALCIN (un taller literario de aquel liceo), abierto a los colegios emblemáticos. Creemos que esta oportunidad es interesante para conocer a algunos miembros de las nuevas generaciones de escritores, y por lo mismo vamos a compartir, en primera instancia los primeros lugares. Iniciaremos por la categoría de poesía para luego dar el espacio al microcuento, probablemente después señalaremos algunos de los textos destacados.



El primer lugar de poesía fue conseguido por Marcelo Valle, un estudiante de cuarto medio y…